Nueva gobernanza y remoción de obstáculos en el porvenir de Cuenca
Juan Andrés Buedo García
@JAB_1951
Facebook
Twitter
Comentarios
Nueva gobernanza y remoción de obstáculos en el porvenir de Cuenca

Cuenca
14-07-2019



La casuística concreta y muy detallada del PLANCIMARCU abarca un
conjunto de vértices principales, que se centran en la innovación y toda su
problemática. En ésta hay que considerar un concepto referencial más preciso
todavía, el de la Bioeconomía Circular
y la producción sostenible de alimentos. Así ha podido verse en el Seminario Internacional “Bioeconomía
Circular y Ecosistemas de Innovación”
que se inauguró el 14 de junio de
2019 en el Rectorado de la Universidad de Córdoba. Asistió a la inauguración
Fernando Miranda, secretario general de Alimentación y Agricultura de España,
quien habló sobre el gran potencial de la bioeconomía como solución ante el
cambio climático y el despoblamiento rural. E igualmente destacó el importante
rol del mundo académico: “la tecnología y la ciencia son necesarias para hacer
realidad la bioeconomía”. Por eso, Cuenca –no sólo la ciudad, sino toda la
provincia- debe estar atenta a iniciativas como la Red Innovagro (constituida en México en mayo de 2011 y que cuenta actualmente
con 68 miembros de 14 países), donde podemos aprender mucho con la promoción de
sinergias en el conocimiento, que son claves para transferir los beneficios de
la innovación a la economía y a la sociedad.



Al respecto, José Carlos Gómez Villamandos, rector de la Universidad
de Córdoba, presidente del ceiA3 y nuevo presidente de la Red, destacó en ese
acto que Innovagro contribuye a dar respuesta a los retos en alimentación y
agricultura que vivimos en la actualidad, sobre todo para producir más y mejor
“es importante hablar de bioeconomía no solo desde la parte económica e
investigadora, sino social, atendiendo a los retos de una alimentación de
calidad y seguridad”.



En esta orientación dinámica cobra impulso una remodelación
técnico-administrativa en la que infunda energía y prevalezca el buen gobierno. No puede olvidarse que
la función primordial de los Ayuntamientos es ofrecer a sus ciudadanos
soluciones ante los problemas que condicionan su vida cotidiana, desde la
vivienda el empleo, el tráfico o la eficacia del transporte público. Y el
procedimiento para hacerlo no es otro que renunciar a la instrumentalización de
los Ayuntamientos en un juego de poder más amplio, anteponiendo la dimensión
municipal a cualquier otra. No hay que moverse por ideas prefijadas, sino más
bien tiene que forzarse la creatividad y abrirse al cambio demandado por la
propia sociedad.



Los términos gobernanza (governance) y/o buen gobierno (good
governance
) se están utilizando de forma creciente.  El mal gobierno se considera cada vez más
como una de las razones principales de los males en nuestras sociedades. Está a
la orden del día y se observa a cada instante que las instituciones
internacionales financieras y los grandes donantes se inclinan en esta
dirección, y realizan sus donaciones y préstamos teniendo en cuenta si las
reformas que garantizan el buen gobierno se están llevando a cabo.



Gobernanza como concepto aislado significa: el proceso de toma de decisiones y el proceso por el que las decisiones
son implementadas, o no
. Es un término que puede ser utilizado en
diferentes contextos, también en el local, y el análisis de ella se centra en
los actores, formales e informales, que están involucrados en el proceso de
toma de decisiones y en su implementación, así como en las estructuras,
formales e informales, que se han preparado para poder realizar los acuerdos o
las resoluciones.



La gobernanza democrática fomenta el desarrollo, dedicando su energía
a influir en tareas como la erradicación de la pobreza, la protección del medio
ambiente, garantizar la igualdad entre los géneros y proporcionar los medios de
subsistencia sostenibles. Garantiza que la sociedad civil desempeñe un papel
activo al establecer prioridades y dar a conocer las necesidades de los
sectores más vulnerables de la sociedad.



FIGURA 1



Características
del buen gobierno





Como se observa en la Figura 1, el 
buen gobierno tiene 8 características principales: Participación /
Legalidad / Transparencia / Responsabilidad / Consenso /  Equidad / Eficacia y Eficiencia /
Sensibilidad (pueden consultarse estos conceptos abreviadamente en 
https://www.casaasia.es/governasia/boletin2/3.pdf). Ante todo, el buen
gobierno asegura que la corrupción es mínima, durante el proceso de la toma de
decisiones tiene en cuenta a la minoría a y sus peticiones, así como a la voz
de los más desfavorecidos. También trabaja para las necesidades presentes y
futuras de la sociedad; jugando la responsabilidad
un papel destacado, puesto que requiere que las instituciones y los sistemas
sirvan a todos los grupos de interés dentro de un marco de tiempo razonable.
Asimismo poseen gran relevancia la eficacia
y la eficiencia al expresar que los
procedimientos y las instituciones llegan a resultados que necesita la
sociedad, al tiempo que lo hacen utilizando de la mejor forma posible los
recursos de los que disponen. El concepto de eficiencia en el contexto del buen
gobierno también incluye el uso de los recursos naturales de forma sostenible y
la protección del medio ambiente. En resumidas cuentas, cabe resaltar que el
buen gobierno es un ideal difícil de llevar a cabo en su totalidad, como lo
demuestra el hecho de que muy pocos países y sociedades han llegado a conseguir
un buen gobierno en su totalidad.  De
todas formas, para asegurar un desarrollo humano sostenible, las acciones se
deben tomar para trabajar hacia este ideal con el objetivo de convertirlo en
una realidad.



El especial conocimiento que nos ofreció la primera valoración de la
opinión expresada por los especialistas del Estudio Dlephi dejó agrupadas las
áreas más destacadas de inconvenientes, de elementos obstaculizadores, que es
indispensable esquivar para acometer con garantías el antedicho tipo de
desarrollo en Cuenca. Para conseguir una clasificación agrupada con las mismas
categorías se han realizado en el cuestionario de la segunda fase 6 preguntas
abiertas, que han sido codificadas con las mismas categorías, de tal forma que
se pueda analizar el % de cada categoría (problema declarado) en cada pregunta.



a)aa.    Planificación estratégica, Transparencia y participación
b.   Transporte y tráfico, Accesibilidad al Casco Antiguo, Urbanismo y vivienda
c.    Empleo y emprendimiento en Nuevas Tecnologías
d.    Ecosistema de la innovación, Administración e inclusión digital
e.    Envejecimiento, éxodo de la juventud y aumento demográfico
f.    Potenciación y desarrollo del turismo y del ocio, la cultura y la gastronomía
Para su interconexión las categorías son las aglutinadas en las áreas detalladas con el añadido de “otros”:
1.    Falta de la alta dirección y alta política
2.    Falta de conexión de los representantes políticos
3.    Falta de recursos económicos
4.    Falta de coordinación entre niveles institucionales
5.    Inconvenientes en los procedimientos administrativos
6.    Paralización de cambios en la cultura organizativa público-privada
7.    Otros
7_1   ¿Cuál? 

Para comenzar a resolver las preguntas coherentes, nos hemos ubicado
en el contexto urbano de Cuenca y sus signos formalmente más ostensibles de las
interacciones sociales, en función de la satisfacción de sus demandas
existenciales y axiológicas. No hay que olvidar que la ciudad emerge como
soporte o contexto del texto visual que tales interacciones sociales crean.



Esto lo explicó muy bien Ricardo Castro Ramos, que, al hablar del
rescate de un nuevo imaginario urbano, indica que desde la óptica de los
semiólogos, la ciudad deviene en texto espacial, integrando a la vez sus
diversos contextos sociales, políticos y económicos. El estudio de la
ciudad-texto se estructura en las variables sintáctica (ordenamiento de los
elementos espaciales), semántica (el significado de tales configuraciones) y
pragmática (las prácticas sociales que genera entre los usuarios).



FIGURA 2



Ciclo de re-creación de identidad





Concreta el autor referido de este modo la estampa que denomina
"Entorno natural / Hábitat humano", al cual le sigue la Figura 2,
denominada "Ciclo de re-creación de identidad", y le sigue la
representación "El proceso de experiencia de la representación
gráfico-visual". Cada uno de ellos condicionados por sus referentes
epistemológicos propios.



Mediante este enfoque Cuenca puede remover sus efectos retardatarios
a través del fomento de un Centro
comunitario específico
, a modo de núcleo básico desde el que se pueda
concentrar en un primer momento la “estrategia
de desarrollo sostenible”
. En dicho Centro pueden diseñarse actividades
dirigidas a colectivos específicos (que pueden ir desde la atención a jóvenes
sin empleo, a desempleados mayores de 50 años, realización de cursos
especializados para el emprendimiento y la innovación tecnológica, etc.),
adaptándose a las peculiaridades y demandas de la ciudad.



Una “Campaña de Eliminación de Obstáculos para el Establecimiento del
Desarrollo Sostenible” de esta capital podría ser la mejor buena práctica a impulsar por todas las instituciones implicadas
(Administraciones públicas, Empresas, ONGs, Fundaciones, Mecenas, etc.) en
Cuenca para dotar a su población entre 2019 y 2029 de las herramientas que
permitan superar los obstáculos que se presentan en el Capítulo 1 de nuestro
dictamen del Estudio Delphi, y que en artículos posteriores se irán publicado
sucesivamente.